Control de minas en Venezuela en manos de delincuencia organizada

Una supuesta masacre de pemones

Aparentemente los pemones fueron masacrados. Este pueblo indígena venezolano pudo haber sido víctima de maleantes que llevaban uniformes identificativos de la Guardia Nacional Bolivariana o la PNB, este 22 de noviembre del 2019, en la comunidad minera Ikabarú del Estado Bolívar.

Mueren pemones en Ikabarú por control de minas
Los pemones fueron masacrados por una banda delictiva en Ikabarú

Al parecer, no se trataba de funcionarios adscritos a ningún organismo de policía del estado o similar, quienes propiciaron el enfrentamiento. Lo cierto, es que la zona minera de esta región, en los últimos años se ha convertido en un mercado persa dónde todo el mundo quiere ir, debido al auge y la explotación de recursos auríferos.

El hecho se produjo el 22 de noviembre en la noche

Quienes ofrecieron la información aseguran que el hecho se produjo este viernes 22 de noviembre entre las 19:00 y las 19:30. También, afirman que en el enfrentamiento resultaron muertas cinco personas, entre ellos un Sargento de GNB y cuatro indígenas de la etnia Pemón. Además de una decena de heridos. Se dice, que los agresores estaban fuertemente armados con armas de alto calibre.

Así fueron las palabras de Lisa Henrito, quien supuestamente aportó la información de primera mano, se expresó diciendo lo siguiente: “Pasó una tragedia aquí en Ikabarú, mataron a un poco de gente, no se sabe quién está muerto o no, lo que nos dijeron es que hay muchos heridos, esto fue horrible…”. Ella es habitante de la localidad y con firmeza dijo que el hecho se llevó a cabo, en el centro del poblado enfrente a un negocio que su dueño se llama Dany Tomedes.

En el momento de la redacción de esta nota se puedo obtener la información, de que los muertos ascendieron a ocho personas, para contabilizar siete indígenas. Quienes fueron las fatales víctimas.

A partir de la información por Henrito, se pudo conocer además, que lo acaecido es responsabilidad de una banda que tiene el control de una mina, que se encuentra allí apoderados del lugar y que imponen su ley. Y que además persiguen apoderarse de uno de los yacimientos con más recurso del Estado Bolívar. Son acusados también los del sindicato, que requieren despojar del control a un supuesto líder de otra banda por el control de “La Caraota” (mina certificada). Que no todo quedó en el tiroteo, pues la guinda del pastel, fue entraron a algunas casas del centro amenazando y sembrando el terror. Afirman que hubo ausencia de organismos de seguridad del Estado Venezolano. Pues la población indígena se encuentra desprotegida. Sus reservas, su hábitat fueron bien atacadas por  la fiebre del oro. Fiebre que comenzó con la explotación y comercialización del inicio del denominado Arco Minero el 2016, por el propio Nicolás Maduro. Sin contar con ningún tipo de seguridad ni control para esta desbordada actividad.

Leer.- Hablar de seguridad, es hablar de instalar buenas cerraduras de seguridad en nuestra casa o nuestro negocio.

Ciudad Bolívar sufre por sus recursos y sus indígenas
Ciudad Bolívar sufre la mayor fiebre del oro en décadas

Cada vez se intensifica la lucha, por apoderarse de las reservas y eso lleva como consecuencia, expulsar y deshacerse de los pueblos indígenas de todas esas zonas con recursos minerales. Estos al parecer no están dispuesto a dejar sus tierras, ni la de sus ancestros. Convirtiéndose en la verdadera piedra del zapato, de los explotadores de recursos del suelo venezolano.

81 total views, 3 views today

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.