Puertas aseguradas con cerrojos o pasadores

Complemento de seguridad es, un buen cerrojo

Un cerrojo no es el ojo de la cerradura, entienda bien, es un implemento que permite asegurar las puertas. Cuando empieza a fallar es mejor ir pensando en acomodarlo o cambiarlo, pues un cerrojo es complemento de seguridad de las puertas y ventanas. Tener algunos es  una buena opción.

Los cerrojos son el soporte de seguridad confianle
Un cerrojo es complemento de seguridad en cualquier lugar

Muchas personas piensan que el cerrojo es el ojo de la cerradura y no es así. El ojo de la cerradura se denomina cilindro. El cerrojo, ha sido conocido con muchos nombres dependiendo la región o localidad. Algunos le conocen como pestillo, otros como traba o pasador y muchos más. La gran mayoría de las personas apuestan a esta opción como un plan B para la intrusión de maleantes y ladrones, mientras dormimos o descansamos.

La garantía guarda relación con la calidad del material

Si poseemos un cerrojo que está hecho con un buen material y respetando las densidades, medidas, hecho por gente profesional, sin duda es el camino que con certeza nos conducirá a un producto de calidad y con garantía. Es casi igual que al escoger una cerradura, certificada y hecha por gente responsable.

Para nadie es un secreto que existen marcas imitadoras que suelen trabajar con irresponsabilidad. Que han causado inconvenientes por su piratería. Siempre recomendamos buscar gente experta en cuanto seguridad se trata. Nuevamente es preciso recordar que estas opciones de prevención son muy viejas en el mundo.

Los cerrojos son usados desde la antigüedad
Son artefactos que se usado desde épocas remotas

¿Acaso no recuerdan los levadizos que muestran en los castillos antiguos? Estos se cerraban con grandes trabas hechas de madera al incorporar el levadizo y acuñarlo contra la entrada principal para que las fuerzas invasoras no pudieran entrar. Realmente las empresas destacadas en seguridad, tal como las entradas han ido reduciendo, asimismo los cerrojos, pero se ha esmerado para que este tenga una gran resistencia.

Cerrojos digitalizados

Si así como lo leen, ya en pleno siglo XXI hay cerrojos que se manejan vía control remoto, desde la comodidad de un sillón o butaca, aunque siguen teniendo la misma funcionalidad. Sin embargo, hay quienes confían aún en el manual y convencional. De hecho hay empresas que todavía los fabrican con los más altos estándares de fabricación.

Cerrojos digitales o electrónicos
La era moderna los trajo

No obstante, es necesario destacar aquí las innovaciones, que son de gran utilidad y garantizados. También es importante resaltar que la efectividad, de un cerrojo no solo está en la calidad de material, sino en la instalación, la que apostamos siempre, sea hecha por un buen cerrajero y que es necesario combinar ese sistema con una buena cerradura anti-bumping.

Estos tipos de cerrojo son los más usados:

1.- Piezas de alta seguridad que hacen un giro de 90° que no les permite volver atrás, con un seguro además, que no apuesta a ser franqueado.

2.- El cerrojo de gancho, que también se acciona con un giro de 90° que se agarra del gancho con fuerza.

3.- El de embutir, elaborado con zinc laminado muy fuerte, que se deslice hacia el marco de la puerta, donde es recibido por un aro reforzado dónde los dos hagan un juego cóncavo y convexo

Estos son tradicionales, en comparación a los que son digitales, que pueden ser abiertos con llaves metálicas, llaves tarjetas u otros dispositivos. Un pestillo convencional no se abre desde afuera, los digitales sí. Es un consejo, tratar de instalar estos objetos en las puertas, ventanas y portillos de casa para una mejor seguridad.

75 total views, 3 views today

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.